Geek por Accidente !

Experiencias semi-geek y no tanto.

Contraseñas seguras y fáciles de recordar.

Image

“The only real security that a man can have in this world is a reserve of knowledge, experience and ability.” – Henry Ford.

Vivimos en un mundo con tendencia hacia lo digital desde hace varios años, si están leyendo estas líneas es porque de hecho ya se encuentran en él. Las convivencias, entornos e interacciones de hoy día requieren identidades digitales, y esas identidades requieren de una contraseña como validación.

Aquí inicia nuestro dolor de cabeza, pues esa contraseña es normalmente vulnerable por una sencilla razón: la elegimos nosotros. Desde aquí pasamos a dos puntos importantes, la seguridad y la facilidad de recordarla.

Seguridad.

La verdad es que no nacimos siendo expertos en seguridad, si hay manera de falsificar un pasaporte, una credencial de elector y acceder a las cuentas de las grandes corporaciones bancarias, sitios dónde millones de dólares son gastados en seguridad; ¿qué nos hace pensar que nosotros estaremos seguros? Obviamente hay más interés en acceder a una cuenta industrial bancaria, que a nuestro blog personal o nuestra cuenta de facebook, pero siempre hay gente sin quehacer. ¿Cuántos que están leyendo ésto tienen como contraseña algún cumpleaños (propio, de la pareja, de los hijos, padres), el nombre de su mascota, el nombre propio, aniversarios, o quizás “123456” “password” “abc123”, o si tu contraseña es una palabra real que se encuentre en algún diccionario en cualquier idioma? Bueno, si te sentiste identificado termina de leer porque tu contraseña es fácil y débil.

Fáciles de recordar.

Hay un pequeño botón, tilde, “palomita” o como ustedes quieran llamarle que nos sugiere “recordar contraseña” y fue creado por una sencilla razón: la gente olvida. Olvidamos cumpleaños, nombres, números telefónicos, apellidos, etcétera. Ésto también es consecuencia del mundo digital donde vivimos, facebook, nuestro teléfono, computadora o agenda electrónica son ahora los responsables de almacenar esa información y creemos que ya no es necesario recordarla, sólo tener a la mano cualquiera de estas herramientas. Mal ahí. Lo bueno de recordar un cumpleaños era que tenías presente a la persona, de saber su número de memoria porque te gustaba marcarle, o sencillamente era un dato útil.

Ya basta de rollo, aquí unos sencillos pasos para que tu contraseña sea suficientemente segura y no tengas que volverte chango cada que un sitio te la pide.

1.- Elige una palabra secreta. Pueden ser iniciales, puede ser un acrónimo, no sé. La única condición para que funcione es que sólo tú sepas cuál es y que siempre la vayas a recordar. Algo que tú asocias! Elige por ejemplo un personaje del primer libro que leíste o cómo te decían tus amigos en la primaria. Consejo adicional: que sea lo más larga posible.

2.- Complica esta palabra. Sí, como se lee. ¿Alguien jugó en la escuela a mandar “cartas secretas” dónde establecías un código propio para comunicarte y que sólo tú y tu amigo conocían? Bueno, algo más sencillo. La sugerencia básica que yo hago es la siguiente: a) inicia con una mayúscula tu palabra, b) intercambia números por letras, 3) incorpora un símbolo.

3.- Personaliza tu contraseña por cada sitio. Hay gente que ya domina los dos primeros pasos, pero tiene la misma contraseña para todo. Supongamos que esta persona tiene problemas con el correo, o pide ayuda para entrar a su cuenta de facebook, o simplemente cae en una trampa dónde le piden enviar su contraseña. En ese caso, TODAS sus cuentas han sido comprometidas, ( facebook, e-mail personal, e-mail de trabajo, cuenta bancaria, PayPal, Blog y hasta Mercado Libre).

4.- No la arriesgues. Si seguiste correctamente los primeros tres pasos ya tienes una(s) contraseña(s) segura(s) así que para qué ir arriesgando su integridad. Haz de cuenta que es tu bolsa o tu cartera, no la andas dejando sobre la mesa en cualquier restaurante, ¿o sí? De preferencia tecleen siempre su contraseña, incluso en su propia computadora, no importa lo tedioso que parezca, véanlo como un ejercicio de memoria. Pero bueno, si prefieren usar el “guardar contraseña” entonces al menos no dejen abierta su sesión (o contraseña guardada) en un ciber café, o en alguna computadora que no sea de confianza. Si alguna vez pierden su computadora por ejemplo, es hora de cambiar contraseñas, como cuando pierden la bolsa hay que cambiar tarjetas.

Ejemplos.

María

1.- El libro favorito de María es “Cien años de Soledad” y uno de los personajes se llama “Aureliano”.

2.- Se puede complicar Aureliano en: Aur3l1@n0 (Noten que reemplacé la “e” por “3”, la “i” por “1”, la “o” por el número “0” y finalmente le agregué un símbolo “@” sustituyendo la segunda “a”, mientras que la primer “A” la pondremos en mayúscula.

3.- “Aur3l1@n0” es mi contraseña base, y de ahí la puedo personalizar para mis diferentes cuentas, supongamos que tengo gmail, yahoo, facebook y la de acceso a mis cuentas bancarias en (supongamos) HSBC. Les quito las vocales y agrego al final de mi contraseña base para crear las siguientes:

Aur3l1@n0gml – Aur3l1@n0yh – Aur3l1@n0fcbk – Aur3l1@n0hsbc

Carlos

1.- El grupo favorito de Carlos es Metallica, y su canción favorita es “Master of Puppets”

2.- Aquí la palabra es larga, eso es bueno, la complicaremos de la siguiente manera: “M4$t3r0fpupp3t$” (Noten los reemplazos de letras y la inclusión del símbolo “$” en vez de la “s”)

3.- Personalizo mi contraseña base para hotmail, mercado libre, twitter y mastercard para crear las siguientes:

M4$t3r0fpupp3t$html – M4$t3r0fpupp3t$mrcdlbr – M4$t3r0fpupp3t$twttr – M4$t3r0fpupp3t$mstrcrd

Gerardo

1.- Tiene 3 amigos inseparables desde la infancia, así que toma las 3 iniciales de cada uno para crear una palabra de 9 letras. ahjxseoao

2.- La complicaremos de la misma manera que las anteriores y “ahjxseoao” se convierte en “Ahjx$3040”

3.- Personalizo mi contraseña base para mis cuentas de Linkedin, freemail, paypal, y el correo del trabajo para crear las siguientes:

Ahjx$3040lnkdn – Ahjx$3040frml – Ahjx$3040pypl – Ahjx$3040trbj

El paso 4 aplica para todas las anteriores.

4.- NO, repito.. NO la apuntes en un archivo de la computadora (que normalmente se llama “contraseña”), ni tampoco la escribas en un post-it frente a la computadora. Si no me la aprendí, simplemente pienso en otra que recuerde fácilmente y repito los tres primeros pasos. Hay algo mejor que hackear una contraseña con un algoritmo o un potente procesador y es usar la ingeniería social, es decir ser más listo y lógico que la otra persona. Si alguien quisiera saber su contraseña, conoce su comida favorita, su cumpleaños, el nombre de su mascota, su ciudad natal, etcétera, ya tiene una gran ventaja sobre las posibles contraseñas de una persona promedio. Moraleja: no sean una persona promedio cuando se trate de seguridad. Si alguien vió la película “Now you see me” sabrán qué fácil fue sacar la contraseña del millonario después de unas sencillas preguntas.

Si quieren saber qué tan seguro es su contraseña actual o después de aplicar los pasos aquí descritos, aquí hay un sitio muy útil para ello.

seguridad de mi pass

(Al parecer mi contraseña es segura, más seguro no es infalible)

Listo, pues espero que este escrito les sea de utilidad, seguramente hay muchos por aquí que puedan añadir más variables, seguridad y facilidad. Sean bienvenidos sus aportes.

Fuente: Experiencia propia, y plática con algunos amigos que saben mucho más que yo.

Si te sirvió comparte!

Aikidoka

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Contraseñas seguras y fáciles de recordar.

  1. Pingback: Libertad y privacidad | Geek por Accidente !

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tips de Viajero. Blog de viajes en familia.

Experiencias semi-geek y no tanto.

El Vagón de Cassiopeia

Experiencias semi-geek y no tanto.

Lydia Aquino

Para los que quieren lydiar conmigo

White Elephant in the Room

random insight from an unwanted houseguest

Desde la Trincherita

Experiencias semi-geek y no tanto.

apuntes de pleiades

Experiencias semi-geek y no tanto.

Willfully Disobedient

because behaving is boring

Agony in my heart

blackjam26.wordpress.com

IdeaQ's Mental Constructions

Experiencias semi-geek y no tanto.

Wind in her hair

nothing’s right in the land of a nightmare

Scrapbook y manualidades

Experiencias semi-geek y no tanto.

Plática de Café...

Ideas que llegan siempre con amigos...

MEDIA NEURONA

Experiencias semi-geek y no tanto.

Tips de Viajero. Blog de viajes en familia.

Experiencias semi-geek y no tanto.

Zavet

Experiencias semi-geek y no tanto.

Me gusta cocinar, pero Odio lavar los platos

Experiencias semi-geek y no tanto.

Les Yeux Noirs

Experiencias semi-geek y no tanto.

queith.net/

Salvadoreña viviendo en Querétaro, México

A %d blogueros les gusta esto: